EL VUELO DE MIS OJOS

A veces, en la mitad de la noche,

Mis ojos se transforman en pájaros,

y vuelan cientos de kilómetros

para estar contigo.

Y derrumban muros, barreras y cuarentenas

y se posan al lado tuyo observando tus contornos

tus territorios donde habitaron

y allí se quedan 

en el nido de tu corazón 

acurrucados hasta que la alborada llega

antes que desembarques del  sueño eterno de la noche

donde quizás nos encontramos  en alguna esquina rota del destino

Entonces…

mis ojos,

mis pájaros,

salen de tu piel 

salen de tu nido

y emprenden el vuelo  de vuelta

y cuando llegan  se  posan en mis territorios  desolados

pensando en que algo de mí va y viene  cuando cierro y abro mis ojos 

y despierto pensando en ti,

en el olor de tu mirada

y en los pliegues de tu piel.

Iván Pizarro