.

CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA : EL CORONAVIRUS

Extracto de un día , de mi libro de crónicas sobre la pandemia. Capítulo 17 elegido al azar 

DIA 17 DE MARZO DE 2020

CONTAGIADOS 203

FALLECIDOS :  0

El 3 de marzo, se dio la noticia del primer contagiado en nuestro país. Hoy,a 14 días de este hecho, ya van más de 200 infectados. Lo positivo , es que hasta el momento, no ha habido ningún fallecido.

Continue reading

LA PESTE

El aleteo de una mariposa provocó un huracán que ni el mismo dios podía detener. La soberbia del poder y el dinero del ser humano se hicieron  trizas en tiempos de la pandemia. Todos fueron un pedazo de vidrio atravesado por una bala invisible. La plaga no está hecha a la medida del hombre, por lo tanto , se vio como algo irreal ,como una pesadilla que tiene que pasar Sin embargo, los cadáveres estaban  allí, en las veredas , en las calles, en las camas , en la arena  bajo el sol y el hedor de la putrefacción los hacía ser un pequeño punto en el universo..

Los Nadies


Sueñan las pulgas con comprarse un perro
y sueñan los nadies con salir de pobres,
que algún mágico día
llueva de pronto la buena suerte,
que llueva a cántaros la buena suerte;
pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy,
ni mañana, ni nunca,
ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte,
por mucho que los nadies la llamen
y aunque les pique la mano izquierda,
o se levanten con el pie derecho,
o empiecen el año cambiando de escoba.

Los nadies: los hijos de nadie,
los dueños de nada.
Los nadies: los ningunos, los ninguneados,
corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos,
rejodidos:

Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no profesan religiones,
sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos,
sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal,
sino en la crónica roja de la prensa local.
Los nadies,
que cuestan menos
que la bala que los mata

Eduardo  Galeano

Continue reading